Masita por mesita

Hoy es el día de todos santos, una fecha muy señalada para los Bolivianos. Por estas fechas tienen la costumbre de elaborar figuritas con panes y dulces que aquí llaman masitas. Las figuritas tienen significados metafóricos relacionados con la vida y la muerte, esta tradición ha despertado nuestro interés y nos levantamos con intención de salir a comprar alguna masita. Nos enteramos que se venden en una zona concreta de la ciudad a unos dos kilómetros y decidimos tomar un bus.

bus

Nos sentamos en primera fila muy cerca de la puerta de acceso, para asegurar donde bajar y mientras estoy revisando el mapa en mi móvil un tipo entra rápidamente y sin darme tiempo a reaccionar me quita el móvil de las manos. Me quedo desconcertado e inmóvil cuando Silvia me dice corre! y entonces sin pensarlo salgo tras él mientras Silvia grita para que lo paren y nadie reacciona. Lo persigo por varias cuadras y en cada esquina la gente me va diciendo por donde ha ido hasta que no puedo más y he de bajar el ritmo, entonces lo pierdo de vista. Sigo más despacio en la última dirección que me habían indicado y a lo lejos me parece verle, también caminando, le sigo sin aumentar mucho el ritmo. Cuando le alcanzo me pongo en frente para asegurarme, pero da media vuelta y reanudamos la carrera, entonces vuelvo a gritar pero no le consiguen parar y paso por delante de una comisaría, el policía me pregunta y cuando le explico sale tras el ladrón, al mismo tiempo otro individuo que no parece policía también sale tras él. Tengo la sensación de que el policía no le va a alcanzar y como no puedo correr más paro un taxi para unirme a la persecución, hay mucho tráfico y tardo un poco en agarrar uno, al poco de arrancar veo al ladrón escoltado por el policía y salgo del taxi para unirme a ellos.

ladrón y policia

Caminamos hasta la comisaría, yo estaba exhausto y me costaba respirar, al llegar, en una zona con verja que da a la calle el policía estampa al tipo contra la pared y le ordena vaciar todo lo que lleve encima, incluso zapatos y calcetines, y como no obedece le propina varios golpes. Me giro para no ver más mientras otras personas y policías observan impasibles. Varias personas se interesaron y preguntaban por lo que me había sucedido. Yo tengo el pulso muy acelerado por la persecución y dificultades para hablar, al rato el policía me pregunta por lo sucedido, que describa lo que me han robado y me toma varios datos. Pido en varias ocasiones mi móvil para poder llamar, tardo un poco en recuperarlo, he de sentarme para recuperar el aliento y entonces llamo a Silvia. Al rato me dicen que hemos de ir a otra comisaría para presentar denuncia y Silvia todavía no ha llegado pero hemos de salir así que la vuelvo a llamar y le pido que me consiga algo de azúcar. Sigo al policía con el tipo esposado hasta la comisaría mientras éste suplica que tiene hijos y que no lo denuncie, una vez allí lo encierran en un calabozo donde hay otra mujer. Ya en la oficina el policía me dice que si quiero presentar denuncia o dejarlo así, el tipo pasará 8 horas encerrado y luego lo dejarán ir, me dicen que el proceso es largo y me sugieren no hacerlo. Como he recuperado mi móvil y me encuentro bien decido seguir el consejo del policía y no presento denuncia. Salgo por la puerta trasera, espero a la sombra y al poco llega Silvia con otro policía que la ha acompañado hasta allí. Nos ponemos al corriente de todo, recupero azúcares, y luego Silvia me dice que de camino ha visto una zona donde pueden vender escritorios del tipo que estamos buscando así que como queda cerca vamos para allá y terminamos encontrando una mesita ideal para mi ordenador y que hoy estoy estrenando con este post.

trabajando en mi mesita

Esta vez he tenido mucha suerte. Nos habían advertido que hemos de tener precaución, y la tenemos, pero en vista de la creatividad de algunos individuos habrá que extremar un poco más. Me dice Silvia de volver al clásico mapa de papel, y no es mala idea :)))))

¡Hasta la próxima aventura!

6 comentarios sobre “Masita por mesita

  1. Hola Vilk, vaya historia!! A mi Bolivia cuando estuve hace 6 años me pareció segura, pero en las ciudades hay que vigilar. Lo de que se te lleven el mobil de las manos le,ha pasado a más de un@ que conozco en Barcelona.Espero que esteís teniendo una buena experiencia ahí.

  2. Hola primo. Me alegro que al final saliera todo bien. Tened cuidado. Si tenéis que llevar dinero para los viajes compraros una cinturilla con bolsillo para llevarla bajo la camiseta. Un abrazo!!!

Deja un comentario